Huerto y granja escolar

En contacto con la naturaleza

Actualmente vivimos en una sociedad industrial desarrollada que evoluciona hacia una sociedad de servicios. Un tanto por ciento muy bajo de la población activa vive del sector primario (agricultura y ganadería). Este desarrollo ha llevado a la desaparición de la mayoría de las huertas que hasta hace unos años se localizaban en la periferia de las ciudades.

Progreso sostenible

Por encima de todo hemos de hablar de cultura, esa cultura que se está perdiendo a costa de un progreso mal entendido a costa de la naturaleza y orientarse hacia el camino del progreso sostenible.

Nuestro modelo

Opta por una agricultura y ganadería ecológicas sostenibles como base de la producción de alimentos sanos.

Este modelo, no sólo por cuestiones de salud sino por cuestiones medioambientales. Vale la pena que nos demos cuenta de que nuestras acciones pueden generar o degradar la vida y que podrían acabar con ella. El proyecto del huerto escolar está relacionado con un intento de educar en el respeto y cuidado de la naturaleza.