La vida es sueño - Colegios en Granada - Escolapios Genil

¡Qué pequeño sueño tan hermoso acaeció entre nosotros el viernes por la tarde en el teatro de nuestro colegio! Después de varias semanas de ensayos, de búsqueda de vestuario, de creación de canciones, llegó el día en que uno de los dramas filosóficos más importantes de la literatura universal, se estrenó versionado para alumnos, familias, maestros.

La realidad es que ´lo teatral´, (técnicas actorales, caldeamientos, juegos dramáticos, dramatizaciones, improvisaciones, etcétera), ayuda a ser y crecer a las personas de cualquier edad; y así lo hemos podido vivir en esta nueva experiencia. Alumnos de 4º ESO, 1º y 2º de Bachillerato han participado de una manera o de otra; antiguos alumnos, profesores del colegio y personas cercanas a nuestro proyecto educativo.

Preparar una obra de teatro es una labor compleja ya que en ella se insertan multitud de variables humanas y técnicas. Por ello, y ya en un nivel estrictamente personal, en este tipo de experiencias suelo encontrarme, y a veces de un modo inesperado, con las razones más hondas de mi vocación de maestro y con aquel legado de sabiduría del que me siento parte: un río antiguo en el que he encontrado a mis guías y maestros de la vida y de la escuela. Quiero decir, que el teatro tiene una potencia muy generosa para hacernos humildes y generar encuentros enraizados en el respeto, la horizontalidad y la empatía. Su fuerza reside en que es capaz de alumbrar un proyecto común en el que cada parte es necesaria y en donde no cabe que un músico o un actor secundario piense: “mi papel aquí es prescindible”; como en la maravillosa práctica japonesa del kintsugi, cada parte es imprescindible: la parte en soledad solo recordará su herida, pero reparada por la juntura con ´los otros´, adquiere una nueva forma de belleza y de sentido.

´Lo teatral´ tiene además el germen de una práctica educativa otra. La cooperación, el amor puesto en el aprendizaje de todos, la lectura/escritura, el conocimiento lingüístico-literario, el pensamiento crítico y la atención a lo iguales que somos siendo distintos. Además del encuentro con los propios sentimientos y con aquellos, que guardados en algún sitio de nuestra alma son convocados a la luz por algún personaje; o lo que es lo mismo: ´lo teatral´ proporciona un mejor y más óptimo manejo de las emociones propias y de mi vínculo con los demás. El ´como si´ teatral nos invita a seguir creyendo en una escuela del cuidado de sí y de mis compañeros, de la transformación de mi vida y del mundo, de la alegría que ha de atravesar todo proceso de enseñanza-aprendizaje. Siento un agradecimiento sincero a los directivos del cole, a los actores y actrices, músicos, cantantes, bailarinas, técnicos, y a todos los que estuvisteis compartiendo este pequeño sueño: desde la fragilidad de nuestras vidas sabemos que, sin embargo, como escribió Pedro Calderón de la Barca, bien pudiera ser que ´lo teatral´ sea una de las maneras de escribir Contigo +: “Mas, sea verdad o sueño, obrar bien es lo que importa”.

Antonio J. Caballero, profe del cole.

A %d blogueros les gusta esto: